Metales pesados

Diferentes metales pueden estar presentes en alimentos en forma natural o por procesos industriales y agrícolas.

metalesPesados abril 2

Los metales de especial preocupación en relación con los efectos nocivos sobre la salud son el mercurio, el plomo, el cadmio, el estaño y el arsénico.

El mercurio y el plomo se les conocen como "metales pesados". La toxicidad de estos metales se debe en parte al hecho de que se acumulan en los tejidos biológicos, un proceso conocido como Bioacumulación.

La toxicidad del mercurio es en su forma de metilmercurio afectando al cerebro y el desarrollo intelectual en niños.

En general la exposición a plomo a largo plazo causa daño en sistemas reproductivos e inmunológicos, además de los efectos sobre el sistema nervioso

Altos niveles de plomo en un período corto causa daño cerebral, parálisis, anemia y síntomas gastrointestinales. La exposición a largo plazo puede causar daños en los riñones, los sistemas reproductivos e inmunológicos, además de los efectos en el sistema nervioso

La exposición al plomo a niveles bajos es preocupante porque interfiere con el desarrollo intelectual de los niños. Al igual que el mercurio, el plomo cruza la barrera placentaria y se acumula en el feto. Los bebés y los niños son más vulnerables que los adultos a los efectos tóxicos del plomo, y también absorben el plomo más fácilmente.

El cadmio es tóxico para el riñón, también causa la enfermedad de “Itai-Itai”, relacionadas con la industrialización en Japón en la década de 1960, se caracteriza por osteomalacia con dolores severos.

El estaño a altos niveles de exposición, pueden causar alteraciones e irritación gastrointestinal

La exposición al arsénico inorgánico es preocupante debido a sus propiedades causantes del cáncer. Ha sido clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer como un carcinógeno humano, su toxicidad es más severa que otros compuestos metálicos. Se utilizó en tiempos remotos como rodenticida. Su exposición prolongada a bajas dosis se asocia con trastornos de la piel, vasculares y del sistema nervioso.

Diferentes normas mexicanas e internacionales regulan los “Límites Máximos” (LM) tolerables o permitidos en los alimentos como:  leche, la carne, pescado, cereales, verduras, frutas y jugos de frutas,

Para garantizar que los LM no se excedan su presencia en alimentos, debe llevarse a cabo una vigilancia rutinaria de los alimentos, por medios analíticos como ICP Masas o Absorción atómica

Saber que se cumple con las tolerancias, permite a la industria que no tenga retiros de producto o alertas sanitarias por un alto contenido de plomo, como ha sucedido con el plomo detectado en dulces que ha importado Estados Unidos. En forma similar, es recomendable el monitoreo de plomo en juguetes importados a México.